Espejo de Papel: Desperdicio

Espejo de Papel: Desperdicio

La prisa es mala consejera; y prisa hubo en la ejecución del plan de automatización del proceso electoral último. Las advertencias de buena fe realizadas a la JCE fueron rechazadas como ataques de enemigos.

El final de la historia es conocido. Lo que se intentó computar con máquinas terminó sumándose con los dedos.

La credibilidad internacional y local del organismo electoral quedó comprometida. El desorden fue mayúsculo.

Los equipos no sirvieron para nada antes; y ahora nos dicen lo peor, no servirán tampoco en el futuro. La cuenta fue rosario, pero parece que nadie rendirá ninguna cuenta.

Recomendamos:

LaVerdadVerdad: Una nueva cultura política

Metrónomo: La duda y Detalles