Espejo de Papel: Cabeza ajena

Espejo de Papel: Cabeza ajena

El mandato imperativo, poder de decisión delegado a un individuo, es una facultad que no reconoce nuestro ordenamiento jurídico.

Nuestros legisladores, en cambio, responden a la soberanía popular a través del mandato representativo. El legislador no debe sustraerse al cumplimento de esta responsabilidad sin grave daño para la democracia.

El legislador legisla con cabeza propia en nuestro nombre. El retardo de la ley de partidos políticos atribuido al PLD muestra la falta de independencia legislativa.

La diferencia de criterio sobre el tipo de primarias entre Leonel y Danilo tiene esperando a los legisladores.

Nuestros representantes deciden con cabeza ajena.

Recomendamos:

LaVerdadVerdad: Cien años de los Corripio

Metrónomo: Berenjenal y Dos problemas