Metrónomo: Dictador y Las armas

Dictador

Lo que pasa en Venezuela es una responsabilidad de los propios venezolanos y de la comunidad internacional. La dictadura de Maduro se toma cada vez licencias inaceptables en cualquier país mínimamente ordenado.

La decisión del Tribunal Supremo de Justicia en contra del vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, es más que indicativa de la quiebra absoluta del Estado de derecho.

Nuestra diplomacia encontró las palabras adecuadas para reaccionar ante el intento golpista del secesionismo Catalán, pero no encuentra las palabras para referirse a lo de Venezuela.

La historia cargará a las futuras generaciones con la culpa de la diplomacia cómplice de la administración Medina. Nuestro país tiene que tomar una posición responsable ante esta crisis. El juego del diálogo no conducirá a ninguna parte. Maduro es un dictador y punto.

Las armas

El doble racero del presidente Trump cuando trata la violencia perpetrada por ciudadanos musulmanes y ciudadanos estadounidenses es proverbial. La opinión ante el horrendo asesinato de más de dos docenas de personas es que se trata de un problema de salud mental.

El asesino de la furgoneta no estaba loco. La pena de muerte sería la condena adecuada para él. El tirador de Texas, en cambio, sí merece ayuda médica especializada. Todo esto es para evitar enfocar el verdadero problema: las armas.