Metrónomo: Pérdida y Importante

Pérdida

El informe del departamento técnico de la JCE le pone asteriscos al proceso eleccionario último. Las máquinas de Indra significaron para el proceso político lo mismo que los esteroides para la pelota. Los cuadrangulares salían de cualquier bate ayudado con químicos. Lo lamentable es que, como los peloteros de poder, Danilo tenía los números para ganar.

Las encuestas creíbles confirmaron, semanas antes, que el mandatario andaba por el cincuenta y nueve por ciento. No necesitaba ningún empujón artificial para conseguir un resultado aplastante.

La terquedad de la mayoría de los miembros de la JCE le impuso al país un proceso de automatización acelerado.

Pero el verdadero jabón al caldo electoral fue el hecho de que el procesamiento de los datos fue primero a servidores extraños. Las peores conjeturas de las teorías de la conspiración electoral encontraron su justificación. La pérdida no será solo económica.

Importante

El proceso comicial de los médicos terminará en pocas horas. La buena salud del pueblo, hay que decirlo, no depende de esos resultados.

La atención sanitaria seguirá en su descuido sin importar cuál de los bandos gane. Lo previsible es que la salud termine perdiendo de todas maneras.

La conclusión puede sonar excesivamente pesimista, pero la verdad tiene que ser dicha. Este conflicto muestra que nadie aquí se preocupa por lo importante.