Metrónomo: Servilismo y Repetición

Servilismo

El Presupuesto General de la Nación fue aprobado en el Congreso. La aprobación, que debería haber producido sesudos debates, fue tomada con un poco de atenta celeridad.

Los legisladores no saben hacer otra cosa que no sea obedecer a sus líderes. La independencia legislativa queda confinada al papel.

El país pierde su futuro todos los años por culpa de esa cultura servil. La idea de pagar a tan abundante tropa de congresistas tiene la finalidad de garantizar los intereses de todos los rincones del país.

Los legisladores del sur deberían luchar a brazo partido para que sus comunidades recibieran una proporción justa de los recursos públicos; pero para sorpresa de todos sus votantes, lo único que hacen es levantar la mano aprobando los que el Poder Ejecutivo manda.

La desigualdad geográfica se perpetúa por esa desidia. El problema de nuestra democracia es de calidad humana.

Repetición

La costumbre de repetir el pasado nos viene de viejo. Los criollos fuimos cedidos por España a Francia con el tratado de Basilea. La mayoría recordará la lección escolar de la lucha corajuda para quitarnos de encima a los franceses.

Los líderes del momento decidieron que lo mejor era volver a ser colonia española.

Sí, esa misma que pocos años antes nos había regalado. La administración Medina nos tiene en una especie de España boba. Los días pasan y no vemos que nada vaya a mejorar. Repiten lo mismo que hicieron en los cuatro años anteriores.