Metrónomo: Acuerdo y Piedras

Acuerdo

La división es la gangrena que conduce a la amputación de valiosos miembros de la anatomía partidaria. Los partidos tradicionales están afectados por esta putrefacción orgánica.

El partido blanco, el rojo y, ahora, el morado. La situación es tan tensa que ni siquiera el poder lo disimula. La diferencia la causa el control de la organización y la candidatura para las próximas elecciones.

La ambición del retorno y la permanencia provocan el enfrentamiento. Leonel quiere regresar y Danilo piensa en permanecer.

La estructura completa está condicionada por estos dos intereses. Nada se mueve en el PLD que no esté relacionado a esta realidad. La condición de partido hegemónico convierte en problema nacional este problema interno. El país está detenido. Para avanzar estos dos señores deben ponerse de acuerdo.

Piedras

El optimismo debe dejar paso al realismo político en el tema del diálogo entre oposición y oficialismo venezolano. El régimen de Maduro no tiene voluntad de enmienda.

Así que empezará a colocar cuantas piedras argumentales pueda en el camino del posible acuerdo.

Las declaraciones del ministro de información y principal jefe negociador, Jorge Rodríguez, lo indican. Este señor afirma que no llegarán a ningún acuerdo hasta que no sean levantadas las sanciones internacionales. Eso no lo lograran aquí.