Metrónomo: Imprescindibles y Contentos

Imprescindibles

El diálogo entre oposición y oficialismo de Venezuela llega a su hora de la verdad. Este proceso es la última oportunidad que tiene el régimen chavista de conseguir un arreglo negociado de la caótica situación de la política de ese país sudamericano.

Se espera que en esta ronda se empiece a ceder y conceder para recuperar la confianza. La delegación oficial no puede permitir que la oposición se levante de la mesa con las manos vacías. El fracaso del diálogo dejaría como única opción a la violencia callejera.

Nadie desea eso. Así que se espera un mínimo de sentido común para pactar garantías mínimas de convivencia democrática.

La liberación de los presos políticos, la habilitación de los lideres opositores y el rediseño del Consejo Electoral son puntos imprescindibles para el entendimiento.

Contentos

Los defensores públicos decidieron no subir a estrados. Están molestos porque no consiguieron su anhelado aumento salarial.

Estos esforzados funcionarios públicos tienen toda la razón del mundo, porque cada uno hace el trabajo de cinco.

El dilema de la dirección de la Defensa Pública es decidirse entre mejorar las condiciones o ampliar la plataforma de servicios.

Abrir nuevas oficinas y contratar más personal es consagrar la iniquidad. Lo mejor es aumentar el sueldo de los que están. Trabajarán más, pero contentos.