Metrónomo: No sabían y Desgracia

No sabían

El comportamiento típico de los organismos de lucha en contra del tráfico de drogas es decomisar el productor y dejar intactos los carteles. Los casos en los que se destapa algún jorocón del tráfico se debe a la participación de otros países.

La caída de Junior Cápsula y de Toño Leña es una perfecta muestra de esta afirmación. La captura de Ángelo Millones en Puerto Rico precipitó todo lo que sucedió aquí y no precisamente con un espíritu de justicia.

El país no solo es el principal puente de tránsito para la droga con destino a Estados Unidos y Europa, sino que también es una especie de zona franca residencial y de negocios para los propios capos.

La razón es que aquí se consiguen todas las facilidades posibles para hacer lo mal hecho, claro, siempre y cuando se pague una buena cantidad de dinero.

El apresamiento de Yoel Palmar abrirá la caja de Pandora de sus bienes. Ahora nuestros organismos de inteligencia y agencias antidrogas son los que más saben. Hace unos días estaban ignorantes de la presencia de este delincuente en el país. La guerra en contra del tráfico estará perdida mientras los supuestos buenos se sigan comportando como malos.

Desgracia

La pobreza es la mejor garantía para el personalismo político. La figura providencial que resuelva la cuna, algo para la compra, canasta navideña y hasta el feretro triunfa. Una desgracia.