Metrónomo: Deuda y Veremos

Deuda

Las opiniones sobre la deuda externa durante todo el año fueron para expresar la preocupación por su sostenibilidad. El sector privado, los economistas independientes, los partidos de oposición y hasta algunos funcionarios del área económica, como Isidoro Santana, dijeron que era un tema de atención.

El mismo Gobierno, cuando no puede responder demandas sociales, indica que los compromisos de deuda constriñen la disponibilidad financiera pública. El veinticinco por ciento del presupuesto del año próximo se destinará al pago de intereses.

La relación deuda con el producto interno bruto supera el cincuenta por ciento. La economía comienza a dar notaciones de cansancio, porque el crecimiento será mucho menor que el promedio de los últimos años.

Ahora el ministro Peralta dice que nuestra deuda es manejable. Lo mismo piensa un jinete sobre un caballo desbocado, pero hasta que se cae.

Veremos

El año se acaba y también la paciencia de la sociedad con la tan traída y llevada discusión de la ley de partidos políticos. Lo que detiene el consenso definitivo es un tema único y no de la mayor importancia, las primarias.

La tensión por el debate escaló hasta niveles nunca antes visto en el partido morado. El temor de fraccionamiento se tornó creíble.  Pero los aires navideños parecen haber disipado la mala energía. Veremos.