Metrónomo: Impuestos y Bajarle algo

Impuestos

La economía frenó su crecimiento, pero la Dirección General de Impuestos anunció que había superado su meta de recaudación. El logro no se repetía desde hace casi una década.

No podemos explicar el fenómeno mediante claves sobrenaturales. La propia institución informa que se debió a mejoras administrativas y cambios en la cultura de pago de los contribuyentes. La noticia no puede llegar en mejor momento.

La política económica empieza a mostrar signos de debilitamiento. Los apuros financieros del Gobierno son innegables, así que el dinerito extra le cae como anillo al dedo. Esperemos que el esfuerzo se incline a reducir la gran informalidad de nuestra economía.

Bajarle algo

La batalla entre el pesimismo y el optimismo será eterna, porque siempre existirán los que ven el vaso medio vacío y los que lo miran medio lleno. En el medio de los dos se encuentra el realista que mide y pesa las cosas repartiendo en debida proporción.

La declaración de Roberto Rodríguez Marchena, sin duda, pertenece a los optimistas. El que está arriba ve las cosas color de rosa siempre. Nada existe que no tenga algo de bueno.

El año pasado no fue la excepción, pero es una exageración afirmar que fue excelente.

La gente se queja por la inseguridad, la mala salud, los bajos salarios y los altos precios. Marchena debe bajarle algo a su afirmación. Lo que está a la vista no necesita espejuelos.