Metrónomo: Escobas y Puerta giratoria

Escobas

No pueden ser rutinarios más de medio centenar de cambios en la seguridad de todos los aeropuertos. Esta decisión no puede verse desvinculada de lo acontecido en La Romana con la caída del sistema de seguridad. No fue un asunto de poca monta el soborno repartido entre altos oficiales.

Los millones mojaron muchas manos.

El dinero de la droga, disponible en grandes cantidades, es más destructivo que cualquier artillería enemiga. Los solapados de breve paga que nos gastamos no tienen fuerza de voluntad para oponérsele. Los cambios indican que lo único rutinario eran La transgresiones.

Lo que funciona no se cambia, así que tenemos que concluir que la seguridad era lo más inseguro en los aeropuertos. Lo que nadie podrá asegurar es que las escobas nuevas batean mejor.

Puerta giratoria

La frontera es una puerta giratoria por donde regresan los que acaban de partir. La cantidad y la irresponsabilidad de nuestros centinelas fronterizos facilitan el retorno.

La Dirección de Migración dice que ya ha sacado más de cien mil.

El trabajo parece la maldición de Sísifo. La piedra de los deportados siempre termina rodando para este lado. El problema es antiguo y de seguro que seguirá dando lata por unos cuantos siglos más si seguimos como vamos.