Metrónomo: Jubilación

Jubilación

La cultura continuista la tenemos en los tuétanos. Por muchos años se creyó enfermedad de los viejos caudillos, pero el tiempo comprobó que no. Las generaciones actuales continúan manifestando la misma inclinación personalista de antaño.

Los seguidores juran lealtad a un individuo y no a ideas. Esa es la razón de que tengamos una política sin programas.

El PLD manifiesta como ningún otro partido esa cultura. Ahora se encuentra dividido entre la lealtad a Danilo o a Leonel. En esa organización no se concibe una salida alternativa a esos dos liderazgos.

La mayoría de los seguidores se muestran más papistas que el Papa en la defensa de su líder. Ese es el caso de la idea del senador Arístides Victoria Yeb sobre la reforma constitucional para eliminar el “nunca jamás” para permitir el regreso de Danilo después del veinte.

Como si no existieran más dirigentes capaces para presidir el país por esas fechas. Por favor, dejen que los líderes se jubilen.