Metrónomo: Reisitencia y Haina

Reisitencia

Los únicos disgustados con el consenso de los líderes en el PRM fueron los que no pudieron conseguirlo o los que creyeron tenerlo. Casi todos os candidatos hicieron su correspondiente visita a las dos cabezas principales del partido. Lo que encontraron fue el estímulo sin compromiso de uno y el silencio de otro.

El buen entendedor no necesita muchas palabras. Los tiempos reclaman novedades. Los que construyen las organizaciones no necesariamente son los más adecuados para transformarla.

La experiencia de los viejos dirigentes del PRD fue necesaria para realizar la mudanza de una casa vieja a una nueva. Ahora se necesita hacer crecer la nueva casa con inquilinos no partidarios.

Los votantes jóvenes no comprometidos están cansados de las mismas caras. El reclamo por nuevos actores es algo inocultable. Eso lo debieron entender solos, tanto Andrés Bautista como Jesús Vázquez. Así le habrían evitado el trago amargo de la negativa a Luis y a Hipólito.

Lo extraño del proceso es que encuentra aplausos fuera del partido y la mayoría de las críticas adentro. La resistencia al cambio. Lo nuevo debe abrirse paso con más fuerza que gracia.

Haina

Los políticos fulleros y los comerciantes oportunistas no aprenden la lección. Lo mucho todo el mundo lo ve. Los terrenos de Haina albergan cincuenta mil habitantes. No se pueden vender a precio de vaca muerta.