Metrónomo: Trancado y Ampliación

Trancado

El conflicto político interno del partido morado luce como un juego trancado. Danilo Medina posee mayoría en el Comité Político, pero Leonel Fernández es el que convoca.

El zorruno “líder, maestro y guía” está dándole largas a la temida reunión definitoria sobre el tema de la ley de partidos. Espera que el tiempo resuelva lo que opiniones jurídicas no pudieron resolver. Los grupos y sus voceros tienen silenciado el tema, pero nadie cree que hayan cambiado de propósito. Lo que se debate no es una postura sobre la normativa, sino la supremacía en el liderazgo de la organización.

La enfermedad del personalismo político tiene al partido con fiebre de cuarenta. Lo peor es que el país está sufriendo las malas consecuencias. La falta de institucionalidad partidaria está destruyendo la escasa institucionalidad nacional. El país necesita que el PLD resuelva ese tranque.

Ampliación

El país es el único que ha confiado solamente para los sometimientos judiciales en las declaraciones premiadas de los ejecutivos de Odebrecht.

A nadie se le ha ocurrido la imprescindible acción de interrogar de forma directa a los responsables de las operaciones de soborno en el país.

No mandar a un fiscal a Brasil solo conviene a los culpables. Así que no se entiende la razón de pedir una ampliación del plazo si solo se sigue revolviendo papeles aquí. Ese expediente tan flojo se caerá tarde o temprano.